miércoles, 14 de septiembre de 2011

EL EMBUDO


Un embudo
de boca ancha como la luna
por un extremo
y estrecha como una canica
por el otro
así es la mente de ciertas personas
que actúan entre pétalos de rosa
y serafines
mientras sus mismos actos
puestos en el cuerpo de otro
son casi terroristas...
es fácil cuestionar y darse por aludido
disparando desde la parte ancha
del embudo
tildar de travesuras o nimiedades
los hechos que resultarías graves
y contundentes
si se observaran desde el otro lado
en quién está allá afuera
y es medido implacablemente
con la boca diminuta
de ese embudo
siendo casi un mecanismo de sobrevivencia
que pareciera expresar
que el mundo funciona bien
cuando lo hace conmigo y para mi
o que me importa lo que le pase al resto
en la medida en que me afecte a mi
y así te doy amor y cariño
si tú me das más
te aguanto
pero solo una fracción
de lo que tú debes aguantarme
¿Que no ves que tengo un embudo
metido en mi mirada?
una voluntad que trabaja para sí misma
en el corazón y en la cabeza
con el derecho adquirido
de aprovechar las oportunidades
que a mí me convengan
dejando que el resto se amolde a ellas
o inmediatamente reclamarles
¿Porque es lo más lógico no?
sobre todo el imponerse
a quienes están más cerca
porque para eso están ahí
pero hay que hacerlo con naturalidad
para que el embudo no se note tanto
total
el arcoíris es el dintel de mi puerta
¡y ay del que no pase por su ratonera
para complacerme!






1 comentario:

  1. sabes cuando he tenido que hacer entender algo importante a quienes quiero con toda mi alma ,les he puesto el ejemplo no de ratonera,pero si de colas de ratones en los pensamientos,en la cabeza,que deben deshacerse de ellas para ver las cosas con claridad y a sido un mensaje bien entendido`porque no intento mas que conseguir un resultado que nos traiga bien comùn en el afàn de ser màs felices y no hacerlos sentir que no valen nada,por que si no me imprtaran no les dirìa nada y todo seguirìa peor.Un abrazo grande.

    ResponderEliminar

clocks for websitecontadores web