miércoles, 27 de abril de 2011

EL CANSADOR CANSADO



Bostezo con rabia leyendo las mismas noticias repetirse una y otra vez en el deja vú humano de no aprender la lección.

Pestañeo viendo en televisión a los personajes de ayer y hoy tratando de ser divertidos hasta llorar y convincentes como la peste.

Me duermo en el metro como si los rieles me arrullaran y cada túnel fuera parte de la noche que me abraza.

Ronco en el cine como un animal herido mientras la actriz de turno finge que está enamorada de un tipo falso pero de buen corazón.

Cabeceo tomándome una copa en un bar donde se detuvieron sin dejar propina las eras como si quisieran mantenerse intactas.

Cuando el tiempo me viene a buscar le digo que no estoy, que no joda.
Cuando veo pasar a la vida de la mano con la muerte les silbo sin ganas y me hago el leso, para molestarlas, como lo hace el viento en la ausencia.

Me convierto en un viejo anarquista y problemático, una rara especie de cansador cansado sin dios ni ley y siento que me crece la barba, se me afilan los colmillos y se me caen las plumas de las alas... pero a pesar de eso basta con que me des tu mirada, con que me entregues tu mano y te rías y todo el discurso sin argumentos se me va a la cresta del olvido.
Ya soy un niño de nuevo que desea jugar hasta reventarse los pulmones y deshilacharse de sudor para caer rendido, como si junto a ti hubiera algo tan soberbio que no puede esperar.



1 comentario:

  1. Si !!!!!me encantan tus palabras eres único,me has llenado de alegría....Evelyn.

    ResponderEliminar

clocks for websitecontadores web