miércoles, 21 de julio de 2010

TIEMPO LIBRE


Qué paz y serenidad hay acá
no es tan triste y solitario como decían
a veces hasta converso
con las raíces de los árboles
le pregunto a los sauces por ejemplo
sobre los últimos escándalos sexuales
y a los aromos
acerca de cómo están las cosas por allá
qué ha pasado
con la moda, la música y el deporte
ocasionalmente me responden susurrando
aunque en el fondo lo hago por hablar de algo
porque esos temas ya no me importan
me interesa más cuando por ejemplo
hay un temblor fuerte
de esos que me hacen pensar que alguien
de más arriba
quisiera arrancarme de cuajo de este pozo
como una maleza
o cuando un gorrión picoteando una rama
me telegrafía cuestiones tan cotidianas
como que te vio comprando girasoles en el mercado
o subiéndote a un colectivo
porque así fantaseo con tu blusa al viento
tus piernas de deidad griega
y tu caminar ensimismado
como el del animal más bello
tramando tras cada paso cómo será tu día
y dónde irás a sembrar tus sonrisas
incluso se me ocurre que a veces te acuerdas de mi
cuando ves mis libros que ya nadie lee
tirados en los estantes de las librerías
o quizás ya ni siquiera existen las librerías
después de todo no tengo idea
de cuánto tiempo ha pasado
de si siguen habiendo guerras desinteresadas
para proteger a la humanidad
pobreza por erradicar prometiendo cambios
y gente disconforme con lo que hace
pero independientemente de lo que suceda
hay ciertas cosas que no cambiarán jamás
como tu recuerdo...
¿En qué andarás hoy
me vuelvo a preguntar?
¿Seguirás siendo la que yo conocí?
¿Seguirás usando el mismo perfume?
¿Tu cabello brillará igual
con la luminosidad del atardecer?
te cuento que aunque el sol no llega por acá
puedo sentir su baño alegre acariciando la tierra
como si estuviera arropándola con luz
y también recibo la sensación de humedad
de la lluvia diluyendo las huellas
de los que van y vienen ahí encima
según el día de la semana
mediante sensaciones puedo adivinar también
las estaciones del año
y suponer los paisajes que estará pintado la naturaleza
sobre mi
incluso si pongo mucha atención me llega el eco
de los autos pisoteando las calles
los gimoteos de las viudas desconsoladas
y hasta me pareciera escuchar
el rugido del mar a lo lejos
y en las ocasiones más hermosas
oigo la risa de algún niño que juega
perdido en su mundo de ensueños
con toda una vida por delante
y me gustaría poder levantarme
para saludarlo
a pesar de que seguramente se asustaría
al verme desmoronándome de a poco
pero me encantaría poder decirle
que uno se muere al lavarse los dientes
mientras se espera en la fila
para hacer un trámite
al comprar un chocolate en el kiosko
o al leer en el diario
las mismas noticias de siempre
me gustaría subir y tomarle su mano
para palpar esa piel resplandeciente y perfecta
como la de un serafín
y acompañarlo a jugar un rato
y decirle que por favor nunca olvide sus juegos
porque en cada cosa que se hace sin pasión
se muere irremediablemente
por eso aunque ya no me quedan pulmones
y no sea más que un despojo de osamentas
y vísceras
soplo este aire confinado
para que mi hálito se vuelva beso
y le imprimo palabras a la oscuridad
poemas de cariño perpetuo
con la esperanza de que algún día
lleguen flotando hasta ti como la bruma
en los días nublados
además entreno a las arañas y a los gorgojos
para que se lleven un pedacito de mis pupilas
hasta tu casa
y así poder observarte cuando te vistes
por las mañanas
y cuando te desnudas por las noches...
como habrás notado
acá el tiempo sobra
pero ahora lo uso más que nunca
y cuando no estoy recordando y agradeciendo
lo lindo de haber estado allá arriba
sigo tratando de sincronizar mis sueños
con los tuyos
dándoles la calma y el cuidado
que no supe darles antes
para sí acompañarte
aunque ahora estemos en bandos distintos
y a menudo voy repasando con bendiciones
a cada uno de mis seres queridos
para que no se alejen
y me pongo a cantar y a recitar
aunque ya no tengo voz ni garganta
y me empecino en darle vitalidad a este sitio
a pesar de que pareciera una labor inútil
sigo intentando estar presente
dedicándome a ritos infantiles pero catárticos
como contar mis huesos
entremedio de mi camisa hecha jirones
riéndome con los gusanos
que me hacen cosquillas al devorarme
proyectando películas con finales inesperados
en esta negrura que me ampara en silencio
y lo mejor de todo
aunque no lo creas
es que tengo la sensación única
de que seguiré vivo y comunicándome con el más allá
mientras aún haya en mi algo de amor
por seguir entregando.

8 comentarios:

  1. que podria agregar,,,elocuente y encantador, simple, pero intenso....felicitaciones....simplemente genial

    ResponderEliminar
  2. simplemente me da escalofrios pensar en la muerte despues de la vida, maldita realidad,pero sabemos que vamos para alla
    gracias por presentarnos esta pasada, pero tambien dibuja el amor en nuestra morada

    ResponderEliminar
  3. Es muy hermoso,sus recuerdo le dan la felicidad luz vida, lleva una tristeza de soledad, el esta en las tinieblas no tiene quien interceda por el.

    ResponderEliminar
  4. Bueno...cómo poder describir esto que me dá leer este tipo de escritura..¿ Notable...enserio tremendo...

    ResponderEliminar
  5. ¿Ya no le haces al cuento?

    ResponderEliminar
  6. Leerte me provoca placer un placer casi tan grande hacer caca.

    ResponderEliminar
  7. a que persona cuerda se le puede ocurrir hacer semejante comentariooooo !! que leerte es mas placentero que hacer caca, por favor, que hacer caca...

    ResponderEliminar
  8. DEFECAR ES ALGO PLACENTERO TAMBIEN,POR QUE NO???ADEMAS QUE ELIMINAMOS ,AUNQUE MUY PROSAICO ,MUY PROSAICO.....

    ResponderEliminar

clocks for websitecontadores web