martes, 13 de octubre de 2009

HIMNO DE DESPEDIDA


Los relojes se detuvieron denegando el paso de las horas.
Los perros aullaron sin saber por qué.
Al cantante del bar de la esquina se le olvidó la letra
y la banda perdió el ritmo.
Las mariposas se volvieron capullo.
Las raíces de los árboles temblaron de pena.
Las baldosas crepitaron
como clamando misericordia.
Brotó agua de la tierra sin ninguna explicación.
Las lombrices se retorcieron en la ciénaga que quedó
pero ninguna ave quiso devorarlas
como si estuvieran malditas.
El aire dejó de ser puro aunque no había smog.
La brisa no supo si soplar
con aliento templado o frío.
Los niños abandonaron los juegos del parque.
Replicaron las campanas de la iglesia
sin que nadie las tañera.
Las revistas del kiosko
se vinieron abajo.
El vino se avinagró en la botillería.
El pan recién amasado se puso duro como piedra
en la panadería del barrio.
Los frutos del almacén del frente se pudrieron.
Las nubes se negaron a quedarse en el cielo
y se fueron a toda prisa.
El libro que llevaba en mi bolso
dobló todas sus páginas.
Los celulares perdieron la señal.
Las calles dejaron de tener salida.
Se activaron las alarmas de los autos.
Los semáforos se quedaron en rojo.
Un borracho lloró en la acera
mientras el mendigo devolvía sus limosnas.
Las flores dejaron caer sus pétalos uno a uno
para saber si me amabas o no.
Las sábanas de la cama siguieron palpitando
y sudando lágrimas.
Un incendio consumió hasta los cimientos del hotel
apenas unos minutos más tarde.
Es hora de marcharnos dijiste
y desde esa tarde
en la aurora se quedó impregnada nuestra ausencia.

1 comentario:

  1. TODO SE REVIERTE
    EN MELANCOLICA AGONIA,
    MURIO EL TIEMPO,
    JUNTO A EL
    EL FUTURO DE UN AMOR
    ROBADO A OTRA GALAXIA..................

    HERMOSO,TRISTE,MELANCOLICO, SOLO QUEDA MORIR

    ResponderEliminar

clocks for websitecontadores web