martes, 8 de septiembre de 2009

LOS OBJETOS


La almohada que amparó tus sueños.

Las ropas que cubrieron tu cuerpo desnudo.

Los perfumes que desaparecieron en tu piel.

Los libros y revistas que sintieron

el cosquilleo de tu mirada.

Los Cds que sonaron para ti.

Los interruptores, manillas y llaves

que recibieron la calidez de tus dedos.

Los muebles en los que hiciste cosas tan cotidianas

como sentarte, dormir y comer,

mientras el día se marchaba.

Los aparatos que te dieron calor y frescura,

que te entretuvieron, que te ayudaron a alimentarte

y te comunicaron con quienes estaban lejos.

Las cañerías que proveyeron de agua

a tu ser.

Los pequeños utensilios

que hicieron tu vida más fácil.

Los espejos que se deleitaron con tu reflejo.

Las superficies por las que transitaste.

Las puertas que te facilitaron el paso.

Las ventanas que te proporcionaron luz.

El techo que te protegió de la lluvia.

Las paredes que fueron bendecidas

con el eco de tu risa y de tu llanto.

El sentir que fuiste impregnando a todo a tu alrededor.

¿Qué objeto es capaz de contener

lo que el corazón si puede?

2 comentarios:

clocks for websitecontadores web