martes, 29 de septiembre de 2009

LA CAMA (de "Dormir, soñar y tal vez morir")


Aquí está toda la magia que anhelo.
La sábana que nos cubre
es lo más parecido al cielo que he visto.
En este colchón gastado
residen los cimientos del mundo.

Aquí descansa el tiempo
y la vida pareciera eterna
y me embriaga la mezcla de tu mirada
con tus labios
y tu sudor de hembra.

Aquí tu risa es mi alegría y mi sustento
y tu desnudez
una manifestación divina
a la que mis manos se aferran.

Aquí adentro nuestros cuerpos
son un par de puentes que se cruzan
para que dos almas reencuentren
el camino hacia su verdadera morada.

1 comentario:

  1. Algo así como el Tantra imagino existe sin existir entre el todo y la nada de los pliegues amarillo pastel de esas sábanas, es decir entre Tú y Ella o entre Tú y tu Ánima o Yo femenino, cada vez que ustedes se funden al Todo rendidos por el divino fluido de un solo cuerpo y solo un Alma; precediendo la magia luego el Nirvana y luego, la Iluminación.
    Pero hay que ser paciente y perseverar, firme, sobre la intención.

    Me encanta tu poesía, tan profunda siempre (no me gusta, me encanta, pero de todas maneras te iré luego al fbk a ticlear "me gusta")

    ResponderEliminar

clocks for websitecontadores web