martes, 21 de julio de 2009

GRANDES EXITOS


La tarde del veinte de Julio del 2009, era una tarde como cualquier otra, de no ser porque a las siete con once minutos, sin que nadie tuviera la amabilidad de avisarme, me asesinaron... Esta es mi historia.

Para que nos entendamos, lo primero que tengo que advertirte, es que nunca he sido muy estructurado, por lo que si esperas saber detalles técnicos sobre mi muerte, mejor se lo preguntas al tipo que me abrió en dos y luego me cosió mientras estaba tieso sobre una camilla de metal. En cierta forma, ese sujeto tuvo más intimidad física conmigo que cualquiera de mis amantes (que no fueron pocas). Tener un serrucho abriéndote el pecho es bastante más “cercano” que un mordisco en el cuello o un agarrón.
¿Quién me mató? ¿Por qué? Eso es lo que trataré de aclarar contigo en estas publicaciones...
¿Sabes qué pasa cuando uno fallece? Supongo que no si estás leyendo esto. Aunque no estoy autorizado a entregar mucha información respecto a la muerte, lo que te puedo decir es que toda la vida se ve reducida a unas cuantas anécdotas. Algo así como un ranking, un top ten o los grandes éxitos con los momentos claves de nuestra existencia.
Una de mis virtudes o uno de mis más grandes defectos (que son varios), es mi amor por la música. Pienso en mi ex - vida y se me vienen a la cabeza, diversas canciones que me acompañaron en situaciones precisas y fueron para mi una especie de lenguaje mágico. La música siempre ha tenido la capacidad de estimular mi memoria, de aconsejarme como una especie de guía espiritual, transportándome a lugares olvidados y hacia personas que ya no volveré a ver. Aunque muchas veces le dediqué demasiado tiempo y quizá por ella dejé de estar más en contacto con la “realidad”.
¿Se han preguntado como sería la vida sin música? ¿Sin rock? Para que no crean que andaba por ahí meneándome con salsa, cumbia o algo así. Me gustaba escuchar rock, lo necesitaba como si respirara a través de él. Tenía hasta un minicomponente viejo en el baño para oírlo en la ducha o mientras estaba sentado leyendo y en todos esos momentos que uno puede llegar a vivir en un baño (incluido el sexo con la turista española amiga de mi hermana chica, la Coté) y no, no me electrocuté en la tina si es eso lo que estabas pensando. Te puedo contar que lo mío fue mucho más romántico: una puñalada en el corazón, simple y efectiva. Nunca puse mucha atención en la clase de biología, pero es verdad eso que dicen sobre las venas y arterias cardiovasculares, irrigan una increíble cantidad de sangre…

No quiero aburrirte con más detalles de la pérdida que significó para la humanidad mi muerte. Revisa mi breve autobiografía relatada a través de las canciones que se quedaron plasmadas en mí, para bien o para mal, en algunos de los momentos especiales de mi vida. Así tal vez entenderás el por qué de quién fui y por qué estoy perdido en este limbo que algunos llaman más allá, reflexionando sobre cómo terminé aquí.

1 comentario:

  1. Hola Mauricio
    Hace mucho tiempo que he estado leyendo tus posias y narraciones, esta de Grandes Exitos es muy intesante, lo que opino es que en la vida te pueden asesinar de muchas maneras, la convensional, esa que ta matan y fuistes y la otra es de amor, de desequilibrio, de deseo,de olvido,de sacarte del medio,de no verte como el primer día, de tratarte como si nada., esos son asesinatos graves, donde la persona se muere lentamente, se desangra, se desgarra de dolor se enfría, se despedaza y al final padece como un perro atropellado en una autopista. Por ahí me salí de contecto, solo quería que leyeras estas palabras para mitigar un poco mi muerte de alma por un amor que me ha llevado veintitres años agonizando.
    Un gran abrazo y te felicito y te admiro por todas esas grandes palabras narraciones que haces.

    ResponderEliminar

clocks for websitecontadores web